EL CEREBRO HUMANO Y SU CONDUCTA
  La serotonina
 

SEROTONINA. LA DROGA DEL BIENESTAR

 

 

Por qué ante circunstancias adversas, o simplemente ante el discurrir de la vida, unos sujetos se deprimen profundamente y otros no? ¿Por qué hay personas que se instalan en un asfixiante pesimismo? ¿Tienen estas emociones relación con las circunstancias que nos rodean o es nuestra determinación genética la responsable de las mismas? Las circunstancias externas, evidentemente, afectan de forma positiva o negativa a nuestro organismo, sin embargo no son responsables exclusivas, ni siquiera las que más peso tienen, del estado de ánimo experimentado. Nuestra forma de percibir e interpretar diversos acontecimientos así como nuestra disposición biológica son los factores clave, aquellos a los que debemos prestar especial atención por ser susceptibles de ser modificados de forma positiva. En cuanto al aspecto biológico es la Serotonina la sustancia que juega un papel crucial en nuestro bienestar. Se trata de un neurotransmisor que permanece almacenado en determinadas células del cerebro y que hace acto de presencia en el espacio intercelular activando parte del córtex cerebral potenciando la memoria y actuando sobre el centro emocional del cerebro, lugar donde se generan y modulan nuestros sentimientos. Si los niveles de Serotonina son bajos sucumbimos a estados depresivos mientras que sus niveles son los adecuados nos sentimos satisfechos, calmados y felices. Nuestro organismo fabrica y dispone de este neurotransmisor, sin embargo su adecuado funcionamiento puede verse interrumpido por múltiples circunstancias (estrés, enfermedad, etc) requiriendo, entonces, tratamiento con inhibidores selectivos de la recaptación de Serotonina (algunos antidepresivos). Estos fármacos actúan sobre la secreción de esta sustancia impulsando a las células nerviosas para producir más, inhibiendo la reabsorción de serotonina, potenciando la sensibilidad de los receptores celulares para hacerlos más sensibles a la sustancia o inhibiendo la enzima que la destruye. También existen pautas que podemos y debemos poner en funcionamiento y que influyen en la producción de Serotonina de una forma natural, a saber: -Algunos alimentos como los carbohidratos (pasta, arroz, bollería integral) actúan sobre la secreción de Serotonina. El triptófano, aminoácido capaz de traspasar rápidamente la barrera cerebral, favorece la síntesis de esta sustancia potenciando nuestro estado de bienestar. -Hacer ejercicio de forma vigorosa durante, al menos, quince minutos diarios. -Un cambio de aires, hacer algo novedoso y aprender algo son prácticas sencillas que favorecen el flujo de Serotonina en el organismo. (Recuérdese que B. Russell superó su apatía pertinaz merced a su deseo de aprender más acerca de aquello que le interesaba). -Practicar alguna técnica de relajación (meditación, yoga, hipnoterapia, etc). El organismo dispone de las sustancias adecuadas para un buen y satisfactorio funcionamiento, sin embargo ese correcto funcionamiento se ve interrumpido, en ocasiones, por circunstancias tanto internas (enfermedad) como externas (acontecimientos adversos). Para reestablecer el equilibrio perdido es preciso, cuanto antes, poner en práctica las medidas anteriormente expuestas. El organismo se recuperará. Con tu ayuda, claro.


 

EL PAPEL DE LA SEROTONINA EN LOS ESTADOS DE ÁNIMO, EN EL PLACER Y LA ADICCIÓN.

En el cerebro existe una sustancia o neurotransmisor antidepresivo denominado serotonina, que lo he descrito en características generales del cerebro. Sus niveles elevados, confieren una sensación de placer y bienestar y disminuyen el deseo de comer harinas o dulces. En tanto que sus niveles disminuidos ocasionan angustia, tristeza y un deseo mayor de comer dulces o harinas.

Al comer un pan, un dulcecito o un chocolate, se produce una rápida elevación de los niveles de la serotonina cerebral. Por este mecanismo, la tristeza que producen los niveles bajos de serotonina se tornan en alegría después de comer un dulcecito o un chocolate por la elevación de serotonina que estos alimentos inducen en el cerebro.

La producción de serotonina se encuentra bajo el control de la luz solar. Es elaborada por una glándula que está dentro del cerebro, denominada glándula pineal o "tercer ojo", la cual se activa al anochecer y va disminuyendo su producción durante la claridad.

Al amanecer entonces la serotonina se encuentra muy elevada y por esta razón al despertar estamos tranquilos y no nos apetece un plato de espaguetis ni un dulce ni tampoco un helado; pero a lo largo del día la serotonina desciende y a las cuatro de la tarde suele presentar un descenso brusco. A partir de este momento, la persona puede sentir más angustia, tristeza y nerviosismo, a la par que si en este momento se le presenta una galletita, un pan o unas papitas, los bajos niveles de serotonina incrementan su atracción hacia estos alimentos. Por esto y aún sin tener hambre, la persona se lleva la galletita o el pan a la boca.

La elevación de la serotonina que se produce después de comer el dulce confiere placer y alegría. Sin embargo una vez que la serotonina está elevada, la persona no entiende "por qué se la comió", pero ya es tarde, y solo queda la culpa. Al despertar al día siguiente, la serotonina otra vez se encuentra elevada, entonces la persona se imagina, que en la tarde no va a sentir deseos de comer un pan o un dulce. Pero, una cosa es lo que piensa en la mañana cuando la serotonina se encuentra elevada, y otra cuando en las horas vespertinas la serotonina desciende, y así el deseo de comer panes o dulces se hace irrefrenable. 
Los niveles de serotonina explican el incremento de síntomas depresivos en otoño e invierno Investigadores australianos han comprobado que los días en que hay menos luz disminuye la actividad de las neuronas que contienen dicho neurotransmisor. Las concentraciones cerebrales de serotonina, disminuidas en personas con depresión, disminuyen durante los meses fríos y más oscuros en el cerebro de individuos normales. Según los autores del artículo, del Baker Heart Research Institute de Melbourne (Australia), este hallazgo indica que el trastorno afectivo estacional, caracterizado por la recurrencia de síntomas depresivos en los meses de otoño e invierno, está provocado por una caída de los niveles de serotonina en individuos susceptibles. También han comprobado que los días con mayor tiempo de luz, independientemente de la estación, causan un aumento de los niveles del neurotransmisor, lo que parece indicar que la luz afecta al estado de ánimo a través de la activación neuronal, aunque se desconoce el mecanismo de este proceso. En su estudio tomaron muestras de sangre de 101 varones sin historia de depresión a lo largo de distintos días del año. Descubrieron que la actividad de las neuronas que contienen serotonina era menor en los meses de otoño e invierno y más elevada en primavera y verano. Añaden que la efectividad de la fototerapia para reducir los síntomas depresivos en estos pacientes se basa probablemente en la capacidad de la luz para activar las neuronas que contienen el neurotransmisor.

Serotonina, la droga de los Dominantes

La serotonina es un neurotransmisor que está implicado en muchos comportamientos. Es uno de esos productos de la química humana que todavía sabemos poco sobre ellos. Sin embargo, investigaciones recientes conectan la serotonina directamente con el comportamiento dominante masculino en todos los mamíferos, incluyendo los seres humanos. La serotonina, como muchas otras hormonas, como las endorfinas, es una droga natural (es decir producido por el propio cuerpo) que se asemeja al LSD, Es un neurotransmisor, lo que significa que desempeña un papel importante en las transmisiones de señales al cerebro. La ciencia médica ha establecido que la serotonina juega un papel importante en varios desórdenes. Puede ser utilizada como droga para intentar curar comportamientos suicidas, y problemas físicos, tales como la jaqueca. La serotonina, tiene efectos emocionales inmediatos. Un aumento de serotonina seguido de la introducción de su precursor biológico en el cerebro, genera éxtasis y euforia. Las drogas que imitan los efectos de la serotonina tienen estructuras químicas análogas y producen entusiasmo, alucinación y agitación. Las drogas que son antagonistas de la serotonina tienden a generar sensaciones de depresión. ¿Qué tiene todo esto que ver con comportamiento dominante masculino? Mucho. La investigación bioquímica reciente ha establecido que todos los dominantes masculinos en cualquier grupo (mamífero o ser humano) tienen altos niveles de serotonina. Mucho más que el varón medio del mismo grupo. Las hembras tienen serotonina también, pero hasta este momento no hay indicación científica de una conexión entre el comportamiento dominante femenino y la serotonina. Si el varón dominante pierde su posición, su nivel de serotonina disminuirá perceptiblemente. Si recupera la posición, la Energía y el nivel de serotonina aumentará de nuevo. Es importante entender que el varón tiene que ser un varón dominante por naturaleza. Dar Energía a un varón previamente no-dominante no influirá en el nivel de serotonina. Inyectar serotonina en varones no-dominantes no los hará dominantes. Aunque esto puede no es definitivo, es al menos una indicación de que la dominación como tal, era previa y puede ser de origen genético. La serotonina tiene muchas funciones, muchas de las cuales siguen siendo confusas. Sin embargo, está claro que una de las funciones es que la serotonina es un vasoconstrictor de gran alcance, es decir tiene un efecto fuerte y temporalmente de "estrechar" las venas. El efecto de mayor alcance y más obvio es que al "estrechar" las venas influye en la erección masculina. Es decir hay una conexión directa (para los varones dominantes solamente) entre la Energía, la serotonina y la actividad sexual (que explica porqué los mamíferos dominantes son generalmente también los más activos sexualmente). La disminución de actividades relacionadas con la Energía de un varón dominante reducirá su actividad sexual e interés sexual y lo hará más apático. Una vez que aumentamos las actividades relacionadas con la Energía, estos problemas desaparecerán. Desde un punto de vista bioquímico puro, uno puede decir con seguridad que los efectos combinados de la noradrenalina y la serotonina en el varón dominante consolidan la actividad y el despertar sexual y crean el "domspace químico"

Estados de Animo Y Afecto, Tratamiento de Jaquecas, Depresiones y Stress

La 5TH Hidróxido-Troptamina, conocida como, la serotonina, es una de las más importantes neuro hormonas. La serotonina, como muchas otras hormonas, como las endorfinas, es una droga natural producido por el propio cuerpo que se asemeja al LSD. Es un neurotransmisor, lo que significa que desempeña un papel importante en las transmisiones de señales al cerebro.

Según investigaciones se ha confirmado que la serotonina es una de las pocas aminas biógenas que se encuentran en cantidad en aquellos lugares del cerebro que dirigen el estado de animo y el afecto; determinados medicamentos y drogas actúan disminuyendo el sueño, otros provocan euforia. Se encontró que mediante esas drogas se induce un cambio en el contenido de serotonina que es la base de los fenómenos acompañantes en la aparición de un cambio de estado de ánimo.

Las neuronas serotoninérgicas encefálicas intervienen en varias funciones como la regulación de la presión arterial, percepción del dolor, regulación de la temperatura y sueño. La serotonina también actúa en estados como depresión, ansiedad y migraña.

La serotonina es un neurotransmisor que está implicado en muchos comportamientos.

La ciencia médica ha establecido que la serotonina juega un papel importante en varios desórdenes. Puede ser utilizada como droga para intentar curar comportamientos suicidas y problemas físicos, tales como la jaqueca. La serotonina, tiene efectos emocionales inmediatos.

Un aumento de serotonina seguido de la introducción de su precursor biológico en el cerebro, genera éxtasis y euforia. Las drogas que imitan los efectos de la serotonina tienen estructuras químicas análogas y producen entusiasmo, alucinación y agitación. Las drogas que son antagonistas de la serotonina tienden a generar sensaciones de depresión.

Se están realizando experimentos y se están consiguiendo resultados de gran interés en el tratamiento de las depresiones, las jaquecas, el stress y el insomnio. En todas estas alteraciones es común el síndrome de tensión y ansiedad, en cuyo desarrollo tiene un especial protagonismo la serotonina.

La serotonina es una neuro-hormona de influencia capital sobre el sistema psico-nervioso, hasta tal extremo que frecuentemente se la denomina la "hormona del stress". Toda persona con padecimientos psico nerviosos, similares a los expuestos presentan una elevada concentración de serotonina en la sangre. Esta hormona se agrega cuando el individuo está sometido a situaciones extremas de tensión o se desarrolla en un medio hostil y agresivo.

La superación de las citadas alteraciones se logra con la disminución del nivel de serotonina en la sangre, lo que se consigue mediante la actuación de la enzima mono-amino-oxidasa (MAO) que destruye dicha hormona efecto similar al conseguido con el Valium o cualquier otro tranquilizante.

Para realizar esta sección he utilizado la fuente de Dª. Yolanda Peña, investigadora del Departamento de Psicología Médica yMedicina Legal de la Universidad Autónoma de Barcelona.

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=